La Paz se querella contra dirigentes que rechazan habilitación de un centro de salud

La denuncia pesa contra los dirigentes de la zona Obispo Indaburo por los delitos de atentado contra la salud, atentado contra los servicios públicos, impedir o estorbar el ejercicio de funciones e instigación pública a delinquir.


El municipio de La Paz informó que se instauró una acción penal contra la dirigencia vecinal de la zona Obispo Indaburo (Macro Distrito 7) por oponerse a la habilitación del centro médico de ese sector para atender casos sospechosos de coronavirus.

"Estamos iniciando una acción penal contra los dirigentes que han emitido un voto resolutivo, no solo es apología del delito, están atentando contra la salud ya que los centro están colapsados", explicó a ABI el director de Asuntos Jurídicos de la alcaldía, Fernando Velásquez.

La denuncia pesa contra los dirigentes de la zona por los delitos de atentado contra la salud, atentado contra los servicios públicos, impedir o estorbar el ejercicio de funciones e instigación pública a delinquir. La acusación fue presentada hoy ante el Ministerio Público.

Velásquez aseguró que este centro de salud solo tendrá la función de atender casos "tempranos" de Covid-19, con la finalidad de evitar la propagación de la enfermedad.

Al respecto, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Ramiro Narváez, manifestó su rechazo a todo actuar que vaya en perjuicio de la atención médica, pues las autoridades hacen todas las gestiones para que los casos de coronavirus sean atendidos.

"No podemos aceptar caprichos irracionales de personas, es la base de la construcción de una estrategia, a partir de esto se tiene que crear centros de aislamiento con oxígeno y abrir las camas para pacientes moderados y críticos", sentenció.

//Página Siete

Valora este artículo
(0 votos)
Volver