Sededes de La Paz y el Valle desinfectarán los estadios.

La pruebas rápidas para detectar el Covid-19 y otros insumos a ser utilizados en cada fecha deberán correr por cuenta de los clubes que alquilarán los escenarios.

Los Servicios Departamentales de La Paz y Cochabamba tienen dinero sólo para desinfectar los estadios Hernando Siles y Félix Capriles, donde Bolívar y Wilstermann deben retomar la disputa de la Copa Libertadores de América entre agosto y septiembre de este año. Los montos que manejan en el momento estas reparticiones, no alcanzarán para ningún gasto extra como los protocolos de bioseguridad que se deben implementar a la vuelta de la competición oficial a nivel local e internacional.

Conmebol comunicó a las diez asociaciones afiliadas que sus torneos, Libertadores y Sudamericana, volverán en esta temporada, aunque es un hecho que ambas competiciones concluirán a puertas cerradas para evitar la propagación de Covid-19.

En las últimas semanas, la comisión médica de Conmebol trabajo una directriz que debe ser cumplida estrictamente en cada escenario deportivo para la vuelta al fútbol. Entre las exigencias está tener cámaras de desinfección UV (paneles de luz ultravioleta) o hacer pruebas rápidas a las personas que estarán en cada jornada futbolística, este último será el gasto más fuerte por la cantidad de reactivos que se deben usar en cada jornada.

El director del Sedede de La Paz, Fernando Trino, afirmó que en los siguientes días se instalará en el escenario deportivo cámaras de desinfección, “serán las normales las que se usan en el país, pero tengo entendido que Conmebol quiere cámaras UV, nosotros podemos llegar hasta ahí y entregar camarines desinfectados con todos los protocolos que existe en el Ministerio de Salud, el resto lo deben asumir los clubes que alquilarán el escenario”, manifestó.

Similar criterio tiene Rodrigo Sánchez, director del Sedede Cochabamba. quien informó que tiene un convenio anual firmado con los clubes de esa capital y donde no figura gastos extras por el alquiler del Capriles. “Nosotros tenemos un contrato con una empresa que nos hace la limpieza y que haría la desinfección, pero nada más. Habría que hacer una adenda al documento para cargar la responsabilidad de este protocolo de bioseguridad a los clubes”, remarcó Sánchez.

En el caso de Cochabamba, tienen la ventaja de que Wilstermann cuenta con los paneles de luz ultravioleta que serán utilizados en los vestuarios para detectar el virus en los jugadores.

Sin recaudaciones:

Como los encuentros se jugarán a puertas cerradas, los Sededes no podrán acceder al 10% de las recaudaciones de cada partido y sólo cobrarán por los servicios básicos, tal como paso en la fecha 12 cuando los juegos programados se disputaron a puertas cerradas.

El dinero que se dejará de percibir en algunos eventos será imposible de recuperarlos más adelante. Un ejemplo claro lo pone Trino cuando cita que un Bolívar Palmeiras generaría un ingreso mínimo de 180.000 bolivianos o el clásico paceño de la segunda rueda que va por los 150.000.

“La idea es que nos tengamos que reunir los Sededes que estamos involucrados en esto para ver que hacemos, nosotros nos mantenemos en base a los ingresos que percibimos por los servicios que prestamos. Hoy todo está paralizado, pero el mantenimiento de la cancha, por ejemplo, continúa y estamos haciendo cambios de partidas para poder mantenernos y tapar los huecos que nos deja la falta de liquidez”, explica Trino.

Sánchez aclara que pese a esos inconvenientes, se continuará apoyando a las entidades del Valle. “Si es a puertas cerradas nosotros podríamos decir que no daríamos el escenario, pero no lo haremos porque la idea es apoyar al club y tendremos que resignar ingresos económicos en esta gestión. asi no haya ganancias para el Sedede”.

Los Sededes tienen planificado reunirse en un futuro cercano para delimitar el alquiler que se tendrá de aquí en adelante a los espectáculos futbolísticos, aunque queda claro que al margen de la desinfección no se hará ningún gasto más porque “dinero no hay”.

Trino ofrece la Clínica del Deporte

El Servicio Departamental del Deporte de La Paz no tendría problema en poner a disposición del Ministerio de Salud los ambientes que tiene en la Clínica Nacional del Deporte, primer piso del estadio Hernando Siles, para que sea el lugar en el que los actores de una jornada futbolística puedan pasar las pruebas rápidas para detectar si son portadores del Covid-19.

El director de esta repartición, Fernando Trino, contó que antes que los Sedes sean intervenidos por el Ministerio de Salud ofreció este espacio para que se hagan los respectivos controles.

“En ese lugar se puede poner un laboratorio exclusivamente para los que estén inmersos en un evento futbolístico, pero ahora hay que replantear el tema al Ministerio de Salud para que esta idea pueda prosperar y se la puede adecuar exclusivamente para esta eventualidad”, subrayó.

Al margen de los jugadores y cuerpo técnicos, en un partido de fútbol toman parte otros actores como los árbitros, planilleros, pasapelotas, periodistas y personal de apoyo del estadio que cuando retorne la competición deberán pasar por controles para acceder a cada fecha como medida de seguridad para detectar si tienen el coronavirus.

Fuente: Pagina siete

Valora este artículo
(0 votos)

Hemeroteca

« Mayo 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Volver