Excanciller Diego Pary: Evo renunció porque ya no tenía posibilidades de administrar el Estado

El entonces canciller y actual embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) Diego Pary afirmó este domingo que el expresidente Evo Morales decidió renunciar porque prácticamente ya no tenía posibilidades de administrar el Estado, debido que las Fuerzas Armadas le retiraron su apoyo y la Policía Boliviana decidió no obedecer al mando constitucional, dentro una cadena de actos vinculados al “golpe de Estado” de noviembre de 2019.

 

Según Pary, el primer paso del golpe fueron los anuncios de fraude electoral lanzados por Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho, Tuto Quiroga, entre otros, para generar una movilización social. El segundo paso se produjo cuando la Policía Boliviana se amotinó el 8 de noviembre; el tercer paso fue el pronunciamiento a través del informe político de Luis Almagro que sugiere nuevas elecciones, y el cuatro, es el pronunciamiento de las Fuerzas Armadas que través de dos comunicados salieron a solicitar, a sugerir la renuncia del presidente, manifestó.

Afirmó que una sugerencia de las Fuerzas Armadas es un mecanismo de presión, es un mecanismo que prácticamente obliga al presidente a renunciar a su cargo.

Consultado en qué momento decide la renuncia el presidente Evo Morales ese 10 de noviembre de 2019, Pary respondió: “una vez que tomamos conocimiento a través de la publicación del comunicado que hace la OEA en su página web y posteriormente del informe político, pues transmitimos al presidente y al gabinete esta información. Intentamos que la OEA pueda dar explicaciones al respecto y prácticamente nunca hubo explicaciones sobre la situación porque se estaban incumpliendo los tiempos, el procedimiento, pero fundamentalmente el objeto del acuerdo firmado entre Bolivia y la OEA”.

“El presidente pues toma la decisión, obviamente, después del pronunciamiento de las Fuerzas Armadas porque le retiran la confianza y le retiran el apoyo. Las Fuerzas Armadas le sugieren la renuncia cuando la Policía está amotinada, ha tomado las principales instituciones, además ha decidido ya no obedecer al mando constitucional, prácticamente es un presidente que ya no tenía las posibilidades en ese momento de poder administrar el Estado”, declaró al programa Hagamos Democracia de la red Erbol.

En su condición de canciller firmó el convenio con la Organización de Estados Americanos (OEA) para realizar una auditoría vinculante al proceso electoral de octubre de 2019, luego que fueron tachadas de fraude electoral, que posteriormente derivó en una serie de movilizaciones sociales y un paro de 21 días en Bolivia.

Sostuvo que el Estado boliviano solicitó una auditoría, pero el secretario general de la OEA, Luis Almagro, emitió un informe absolutamente político que no responde a ningún criterio técnico, informático y no responde a lo que Estado boliviano le había solicitado: una auditoría a los resultados del proceso electoral.

Aseguró que el acuerdo firmado con Bolivia establecía de manera muy precisa los tiempos y mecanismos de la entrega del informe que debió ser entregado el 12 de noviembre y el jefe de gabinete de Almagro pedía un día más.

Pary señaló que el mecanismo de presentación no era un informe preliminar, sino un informe final, pero lo que hizo Almagro fue publicar a través de su página web un informe al país y la comunidad internacional que ha justificado el golpe de Estado a partir de los anuncios de fraude electoral por parte de los actores políticos.

Sostuvo que, en ese marco, la decisión que toma el presidente constitucional ante la presión de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana que había tomado las calles y “además circulaban policías con armamento de guerra en las calles bolivianas, era imposible continuar administrando el Estado y esa situación generaba mayor incertidumbre y generaba mayor posibilidad de confrontación entre los bolivianos y en ese sentido pues el presidente toma la decisión”.

Fuente: Erbol

Valora este artículo
(0 votos)
Volver