Tarija: El “falso” descenso de las atenciones en el Intraid

Instalaciones de Intraid en Tarija Instalaciones de Intraid en Tarija

Los protocolos de bioseguridad obligaron al Intraid a ajustar sus consultas en Tarija, pero advierten que los efectos de la pandemia se manifestarán en los próximos años de forma importante

 

La pandemia ha obligado a cambiar las formas de trabajo en prácticamente todos los rubros, también en el Instituto de Prevención, Tratamiento, Rehabilitación e Investigación de Drogodependencias y Salud Mental (Intraid), el centro especializado en atención psiquiátrica en Tarija que a lo largo de la emergencia ha tenido que adecuarse a las nuevas demandas y realidades, explica su directora, Lita Caero. En 2019 se realizaron 8.000 atenciones a pacientes y más de 5.000 intervenciones con familias; en lo que va de 2020 se llega a 5.709 y 3.062 respectivamente, pero Caero advierte de que las cifras no son alentadoras, sino todo lo contrario: el Covid está retrasando tratamientos de pacientes que están sufriendo.

Caero explica que desde el comienzo de la pandemia se vieron obligados a cambiar su forma de trabajo. Si antes solían tener turnos de 8 horas y ahora proceden a realizar 12 horas, sumando la apertura de las teleconsultas en el área de la psicología.

Las maneras restrictivas, ya sean cuarentena, encapsulamiento, días específicos para salir, han afectado al instituto, por lo que impidió que aquellas personas que tenían alguna patología crónica se vean afectadas en cuanto a su tratamiento

Las restricciones de movilidad han afectado a la dinámica normal con los pacientes, especialmente con aquellos que tienen una patología crónica, lo que afectó a los tratamientos a pesar de que se establecieron formas de contacto a través de videoconferencias.

El Intraid tiene capacidad para 33 pacientes internados, pero con la pandemia tuvieron que disminuir esa cantidad debido a que las habitaciones son comunes y no cumplen con las medidas de bioseguridad correspondientes.

Una situación crítica

La Directora de Intraid, informó que aquellas personas que acudían a recibir atención, con la pandemia, se vieron afectadas de manera negativa ya que sumaban síntomas de ansiedad y depresión en pacientes que ya tenían enfermedades mentales, lo que significa que el encierro y todo lo que implicó la pandemia generó un recrudecimiento de la sintomatología. Además, explicó que muchos pacientes atendidos este 2020 son nuevos.

En la gestión 2019 se tuvo un total aproximado de casi 8.000 atenciones a pacientes con enfermedades mentales y 5.000 prestaciones a familiares, porque debemos entender que la salud mental no sólo se encarga del paciente enfermo, a diferencia de otras enfermedades, sino que también se realiza un abordaje a la familia, al entorno del paciente, mediante psicoeducación, contención y orientación, esto también amerita un trabajo.

En esta gestión los números se han reducido los números, hasta octubre se tuvo un total de 5.709 pacientes atendidos y 3.062 atenciones mediante psicoeducación y contención a la familia y entorno del paciente. Esta disminución se vincula a la situación que se atraviesa por el Covid-19.

Presupuestos

En cuanto al presupuesto, Caero explica que el Intraid tiene varias fuentes de financiamiento. “Desde el 2019, todo lo que se refiere a salud mental fue incluido al Seguro Universal de Salud (SUS), cosa que antes no existía, antes los pacientes debían realizar la cancelación para la atención psicológica o psiquiátrica, además se extendía la receta para que ellos compren en farmacias sus medicaciones. Actualmente los que están inscritos en el seguro pueden recibir atención gratuita, siendo beneficiados con la medicación necesaria para cumplir con su respectivo tratamiento”.

La Gobernación es otra de las instituciones que realiza un aporte a Intraid, pero con el tema del presupuesto se tiene aún dificultades con el desembolso de los recursos.

Un proyecto en la postergación

Desde el 2012 y 2013 se realizó la contratación de una constructora para la elaboración del nuevo Instituto de Salud Mental “Alfredo Scott Moreno” en honor del fundador y mentor de Intraid en Tarija En esa gestión, explica la doctora Caero, no se pudo realizar las gestiones correspondientes para entrar a la Programación Operativa Anual (POA) en el año 2014.

En 2015 se realizó la inscripción de un monto de preinversión pero que no fue ejecutado por razones de tipo presupuestario, y con el cambio de autoridades del gobierno departamental este programa fue archivado y olvidado.

En el año 2016, cuando asume la doctora Lita Caero como directora, se hizo una readecuación de los montos presupuestarios, considerando que el proyecto tendría un costo aproximado de 49 millones de bolivianos, el cual tuvo que ser reajustado. Aún con todas las modificaciones los recursos no permitieron que se lleve a cabo.

Actualmente se tienen 33 camas para internación y la ejecución del proyecto incrementaría hasta cien camas, lo que permitiría poder individualizar las internaciones en cuanto a las diferentes patologías, género y edad.

A principios de noviembre del corriente año se dio con la sorpresa de que el terreno que había sido asignado para la ejecución del proyecto del nuevo instituto de salud mental ya estaría emplazado con otro proyecto denominado “Ciudad Mujer” también de la gobernación, lo que ha generado ciertos conflictos.

Cabe destacar que el proyecto del nuevo instituto de salud mental tiene respaldo de la ley 111 dictada por la Asamblea Departamental en el año 2015, la cual obliga a la gobernación a ejecutar dicha construcción.

Caero afirma que Intraid no tiene en plan renunciar a este proyecto ya que se adeuda debido a que la salud mental ha sido marginada y es una necesidad primordial. Además, cabe destacar que la institución es un centro de referencia del sur del país y uno de los muy pocos que tiene carácter público y gratuito.

Fuente: elpais.bo

Valora este artículo
(0 votos)
Volver