El Ejército de Estados Unidos se va de Afganistán después de 20 años de guerra

El último soldado estadounidense salió de Afganistán, anunció el Pentágono el lunes, dejando el país en manos de los talibanes, sus enemigos de 20 años, al final de la guerra más larga en la historia de Estados Unidos.

 

"El último avión C-17 despegó del aeropuerto de Kabul el 30 de agosto", a las 19:29
p. m., hora local, declaró el general Kenneth McKenzie en una conferencia de prensa.

"Aunque se completó la evacuación militar, continúa la misión diplomática para asegurar más ciudadanos estadounidenses y afganos elegibles que quieran irse", agregó el jefe del Comando Central de Estados Unidos a cargo de Afganistán.

"Desde el 14 de agosto, durante un período de 18 días, aviones de Estados Unidos y sus aliados han evacuado a más de 123.000 civiles del aeropuerto internacional Hamid Karzai", dijo también el general McKenzie.

Una vez ocurrió la salida del avión, varios disparos se escucharon en la capital afgana luego de que el ejército estadounidense confirmó que sus últimos soldados salieron de Afganistán.

Periodistas de la AFP en la ciudad escucharon los disparos de celebración hechos desde distintos puestos de control talibanes, así como la celebración de combatientes en los retenes de la zona verde.

Por otro lado, el Pentágono admitió que no pudo evacuar a tantas personas como hubiera querido antes de la salida de sus últimas tropas del aeropuerto de Kabul.

"No evacuamos a todos los que queríamos evacuar", dijo McKenzie, señalando que las evacuaciones se completaron "unas 12 horas" antes de la retirada final, pero que las fuerzas estadounidenses en el terreno estuvieron listas para sacar del país a cualquiera que pudiera haber llegado al aeropuerto "hasta el último minuto".

McKenzie dijo que los talibanes habían colaborado en la ejecución de la evacuación, a pesar de la profunda enemistad entre ambas partes.

Sin presencia diplomática permanente

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aclaró que a partir del 1.° de septiembre EE. UU. no tiene intención de disponer de una presencia diplomática permanente allí. No obstante, aclaró que Washington tendrá "los medios y mecanismos para tener diplomáticos sobre el terreno" con el fin de continuar la tramitación de los casos de afganos que quieran salir de Afganistán y dirigirse a EE. UU.

La semana pasada, el Gobierno estadounidense dejó de anunciar el número de militares desplegados para la protección el aeropuerto de Kabul con el fin de no ponerlos en peligro durante la retirada.

EE. UU. inició el repliegue de Afganistán en mayo, pero tuvo que enviar refuerzos en las últimas semanas para garantizar la seguridad del aeropuerto, debido al rápido avance de los talibanes, que tomaron la capital el pasado 15 de agosto.

Pese a que Biden autorizó el envío de hasta 7.000 soldados de refuerzo, el número de uniformados destacados en el aeropuerto para garantizar la seguridad de las evacuaciones no ha superado los 5.800 en los últimos quince días.

Las fuerzas estadounidenses han sido en este tiempo blanco de ataques del grupo terrorista Estado Islámico (EI), y este lunes el Pentágono afirmó que las amenazas "son todavía reales, están aún activas y, en muchos casos, son todavía específicas".

Fuente: AFP

Valora este artículo
(0 votos)
Volver